martes, 17 de mayo de 2016

QUICHE DE CALABACÍN, BACON Y BRÓCOLI PASO A PASO (VERSIÓN TRADICIONAL Y SIN LACTOSA) (HORNO Y SARTENES AMC)

Una de las recetas que mejor soluciona una cena es una quiché, acompañada de una ensalada, cena completa.
Yo en este caso aproveché que me había quedado una masa quebrada del cumpleaños de la peque para prepararla. También se puede hacer con masa quebrada casera, que ya os pondré la receta. Los ingredientes podéis variarlos a vuestro gusto. Y el método de horneado si disponéis de sartenes de acero AMC os aconsejo que lo probéis, queda perfecta, mucho más jugosa y sabrosa que en el horno y asi no tenemos que encender el horno, con el consecuente ahorro de tiempo y de energía.


Ingredientes (para 4-6 personas):

Una lámina de masa quebrada
1/2 calabacín no muy grande
1 trocito de brócoli
3 lonchas de bacon ahumado
2 huevos
2 o 3 cucharadas de nata líquida
Queso rallado (opcional)
Sal
Pimienta


Ingredientes (para la versión sin lactosa):


Una lámina de masa quebrada
1/2 calabacín no muy grande
1 trocito de brócoli
3 lonchas de bacon ahumado
2 huevos
2 cucharadas de queso crema sin lactosa (yo uso Quescrem)
2 o 3 cucharadas de leche sin lactosa
Queso rallado sin lactosa (opcional)
Sal
Pimienta

Preparación en el horno:


En primer lugar forramos el molde para quiché con papel de horno. Si el molde es rizado os recomiendo mojar el papel de horno un poco para que se adapte mejor a las formas. Es un buen truco y os sorprenderá porque no se rompe a pesar de mojarlo.

Extendemos la lámina de masa quebrada y la colocamos sobre el papel de horno, la aplastamos bien con las manos para que se adapte bien al molde. La pinchamos bien con un tenedor y colocamos unos garbanzos o un peso sobre la masa para evitar que suba. La horneamos unos 15 minutos a 180ºC hasta que comience a estar dorada.

Mientras la base se hornea, picamos el calabacín y el bacon al gusto, salpimentamos. Los colocamos en un plato y los llevamos al microondas a máxima potencia durante 3 o 4 minutos. Tapar el plato con la tapa para microondas pues el bacon salta.

Batimos los huevos y la nata (o los huevos y el queso crema y la leche si es la versión sin lactosa), salpimentamos y los juntamos con el calabacín y el bacon y lo mezclamos todo. Podemos agregarle un puñado de queso rallado también si os gusta.

Vertemos la mezcla sobre la base, colocamos unas lascas de parmesano y unas florecillas de brócoli.


Horneamos a 200ºC hasta que esté bien hecha y dorada, unos 20-25 minutos. Pero ir mirando pues dependerá del tamaño de vuestra quiché y de vuestro horno.



Preparación en AMC:


Piezas recomendadas AMC para preparar la receta:

Sartén de 24 cm (para una quiché para 4-6 personas)
Sartén de 28 cm (para una quiché para 6-8 personas)
Sartén paellera de 32 cm (para una quiché para 8-10 personas)

Comenzamos colocando la masa sobre papel de horno y cortamos la forma redonda con ayuda de la tapa de la sartén, simplemente apretando sobre la masa y cortando con ayuda de un cuchillo. Recortamos el papel de horno dejando 1 cm de borde alrededor de la masa.

Calentamos la sartén a fuego máximo sobre el Navigenio (al 6) y colocamos el avisador en el símbolo de chuleta. Mientras, en la picadora de AMC picamos el calabacín y el bacon con el accesorio de cuchillas. Cuando tengamos picado el calabacín y el bacon, sin sacarlos cambiamos el accesorio y ponemos el aspa batidora y echamos los huevos, la nata y una pizca de sal y otra de pimienta.

Cuando el avisador nos avise de que la sartén está caliente, bajamos el fuego a la mitad (al 3).

Cogemos la masa que teníamos preparada y la metemos en la sartén (con papel y todo), la pinchamos un poco con un tenedor y colocamos los ingredientes que tenemos preparados en la picadora, cortamos unas flores de brócoli y las colocamos, y por último añadimos un poco de queso rallado.

Le damos la vuelta al Navigenio, encendemos en la primera posición de la primera raya (-) y en el avisador marcamos 4 minutos.

Cuando terminen los 4 minutos nos avisará, apagamos el Navigenio y el avisador y dejamos que se termine de hornear con el calor residual hasta que quede a nuestro gusto.

Nota:

La ventaja de prepararla en AMC es que podemos añadir todos los ingredientes en crudo y quedan todos cocinados a la perfección y en su punto, a pesar de que nos lleva mucho menos tiempo. La quiché queda más sabrosa sin añadir tanta sal como añadiríamos para hacerla en el horno, consumimos muchísima menos energía (ahorrando en nuestra factura de la luz y cuidando el medio ambiente) y los alimentos conservan mejor todas sus propiedades al no cocinarse a altas temperaturas.

10 comentarios:

  1. Deliciosa. Hace mucho que no hago quiche de calabacín y bacon, me gusta el puntito del brócoli que le has puesto!

    ResponderEliminar
  2. es muy buena opción y sobre todo puede ser muy veratil

    ResponderEliminar
  3. es muy buena opción y sobre todo puede ser muy veratil

    ResponderEliminar

  4. Excelente receta. No puedo esperar a intentarla! Puedes revisar mi web con variedad de consejos no solo de cocina sino de diversos temas http://como-hacer-para.net

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta!! voy a probar la receta sin lactosa!

    ResponderEliminar
  6. gracias por las recetas faciles que compartes con nososotras un saludo cordial :) desde Colombia

    ResponderEliminar
  7. Creo que me encantaría

    ResponderEliminar
  8. Gracias por vuestros comentarios!
    Me alegra que os guste la receta. Probarla, no os arrepentiréis.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. que rico, me gusta me la apunto para la cena

    ResponderEliminar
  10. Tomo nota me encanta los quiche que maravilla te ha quedado de lujo.
    Saludos

    Olguis.

    ResponderEliminar

Cuéntame que te ha parecido la receta ;)