miércoles, 11 de agosto de 2010

FLORES DE CALABACÍN RELLENAS Y FRITAS EN GABARDINA DE JAMIE OLIVER

Una de las ventajas de tener huerto propio es la suerte de poder recoger productos ecológicos 100% sabiendo que no llevan ningún tipo de sulfatos ni sustancias nocivas. Otra, es poder cultivar y producir hortalizas que no se encuentran fácilmente en los supermercados, como por ejemplo estas flores de calabacín, imposibles de encontrar en los supermercados de la zona. Además, son tan delicadas que han de ser recogidas y elaborada la receta, pues enseguida se reblandecen y se afean impidiendo ser rellenadas.
Esta receta pertenece al famoso cocinero inglés Jamie Oliver, y está basada en la gastronomía italiana, donde estas flores de calabacín y calabaza se utilizan a menudo en sus recetas.



Ingredientes (para 4 personas):


8-10 Flores de calabacín



Para el relleno:

200 gr de ricotta o requesón
Sal
Pimienta
Parmesano rallado
Ralladura de limón
Hojas de menta
Guindilla
Nuez moscada

Para el rebozado:

200 gr de harina
C.s. cerveza muy fría o vino blanco
1 cdta rasa de levadura química (tipo Royal)
Sal

C.s.= cantidad suficiente

Preparación:

Empezaremos preparando el relleno. Para ello ponemos en un plato el ricotta o el requesón (si este tiene mucho suero se lo quitamos para que no nos licúe el relleno). Sazonamos bien con sal y pimienta pues estos quesos son algo sosos y añadimos la menta fresca picada (combina muy bien con los calabacines). Rallamos un buen puñado de parmesano y lo añadimos también al relleno, junto con unas quince ralladuras de nuez moscada, que va muy bien con todo tipo de quesos. Un poco de ralladura de limón y una guindilla fresca picada a la que le habremos retirado las semillas que es donde está el picante.



Seguidamente preparamos el rebozado. En un bol ponemos la harina y añadimos cerveza o vino hasta conseguir una masa ni muy espesa ni muy líquida, más o menos como la de las tortitas. Si metemos una cuchara en ella tiene que quedar cubierta y el exceso gotear.

Para rellenar las flores las abrimos un poco con los dedos y les quitamos el tallito amargo que tienen dentro.
Metemos el relleno de queso en una manga pastelera o una manga que haremos con una bolsa de congelación a la que le cortaremos la punta y rellenaremos las flores. Si algún pétalo se rompe no pasa nada, se reconstruye la forma apretando bien con la mano.
Una vez rellenas todas las flores las pasamos por el rebozado y las freímos en aceite bien caliente hasta que estén ligeramente doradas.
Servimos con un poco de zumo de limón.

7 comentarios:

Espe dijo...

que pinta mas buena,me parece una idea muy original

Ana Powell dijo...

Tan bellas, delicadas y deliciosas ♥

MªJosé dijo...

Que ricas y estupendas tienen que ser con ese relleno, además se aprovecha todo el calabacin y la flor.
besoss guaapaa

lola dijo...

que lastima no poder disponer de estos manjares, yo las hice solo una vez que me las regalaron y lo agradeci más que si me hubieran regalado un diamante, bueno no del todo ja,ja,ja


¡¡besos¡¡

Canelaytu dijo...

que maravilla!!!!!! yo estoy loca por conseguir esas flores de calabacín, pero no las doy encontrado.
Una receta buenísima.
Un saludo

Bea la cocinillas dijo...

Qué original, estás hecha una artista de la cocina...ah!, me alegra un montón ver el blog tan activo últimamente, se te echaba de menos!

Carmela dijo...

Gracias por vuestros comentarios!
Se la suerte que tengo de poder disponer de una huertita que me provee de un montón de productos que aquí no podría conseguir ni por asomo. Por eso intento aprovecharlos al máximo.

Besitos!

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido la receta ;)

Related Posts with Thumbnails