jueves, 26 de marzo de 2015

ROSQUILLAS DE SEMANA SANTA PASO A PASO

Llevaba días con ganas de preparar rosquillas, y el domingo pasado me puse a ello.
Con esta receta quedan unas rosquillas blanditas y esponjosas, como las de toda la vida. Más tarde me he enterado que además son típicas de estas fechas que tenemos a la vuelta de la esquina, la Semana Santa.
Gustaron mucho, todo el mundo me pedía la receta, asi que la publico aquí en el blog y así se que no se me perderá para prepararla en más ocasiones.
Las medidas están en tazas, pero os las dejo también en mililitros y en gramos para quienes no le guste medir en tazas, aunque es comodísima, no tener que pesar cada ingrediente, y salen perfectas así.
Además las preparé sin lactosa, para que la peque también pudiera comerlas. Para esta receta es muy sencillo, tan sólo hay que sustituir la leche entera normal por leche sin lactosa.
Espero que os guste.

DSC07143
  
Ingredientes:

1 taza de leche (240 ml) (en mi caso sin lactosa)
1/2 taza de aceite de girasol o de oliva suave (120 ml)
1 corteza de naranja
1/2 taza de anís (tipo anís del mono)
1 cucharadita de anís en grano (opcional)
1/2 taza de azúcar
1 huevo
1 sobre de levadura química o polvo de hornear (16 gr)
Harina la que admita (900 gr aproximadamente, según harinas)
Aceite de oliva y girasol para freír
Azúcar y canela en polvo para el rebozado

Preparación:

Comenzamos poniendo a hervir la leche junto con el aceite, el anís y la corteza de naranja. Yo tenía en el especiero un botecito de anís en grano y aproveché para añadirle una cucharadita machacado en el mortero (que no sea el de madera donde majáis el ajo, porque se os quedará con sabor a ajo también, yo tengo uno de piedra que no coje sabores).

aa_ 3485

Cuando hierva, apagar el fuego y añadir el azúcar. Dejar templar.

aa_ 3487

En un bol, poner 2 tazas de harina junto con la levadura, ir incorporando la leche templada con el resto de los ingredientes (menos la corteza de naranja) y el huevo batido. Cuando esté todo bien mezclado, ir añadiendo más harina poco a poco hasta que la masa quede con una consistencia parecida a la de la plastilina.

rosquillas3

Poner una sartén al fuego con aceite de oliva suave o mezcla de oliva y girasol para freír, con bastante aceite.
Dar forma a las rosquillas (hacerlas finitas, pues luego en la sartén crecen mucho) y freír a fuego medio para que se hagan bien por dentro.

rosquillas4

Una vez fritas escurrirlas sobre papel absorbente y enseguida pasarlas al azúcar con canela.

DSC07149

martes, 24 de marzo de 2015

CROQUETAS DE POLLO CASERAS

Estas son las croquetas que se han preparado toda la vida en mi familia. Jugosas y muy sabrosas. Si os gustan las croquetas no os podéis perder esta receta, repetiréis seguro.

IMG_6511

Ingredientes (para 40 croquetas aprox.):

200 gr de restos de pollo guisado o asado
75 gr de mantequilla o aceite de oliva
50 gr de harina
25 gr de maicena
1 litro de leche (mejor entera o semi)
1 cubito de caldo de pollo
Pan rallado casero
Huevo batido
Aceite para freír

IMG_6513

Preparación:

Comenzamos desmigando los restos de pollo con las manos, quitando bien los huesillos esmerándonos en que no quede ninguno. Luego se pica un poco más a cuchillo o con tijeras. De esta manera queda mucho mejor que haciéndolo en una picadora, que nos quedaría una pasta.
En una sartén o cazuela amplia derretimos la mantequilla con cuidado de que no se nos queme, agregamos la harina y la maizena y sofreímos unos 2 minutos para que luego las croquetas no sepan a harina cruda. Seguidamente añadimos el pollo y el cubito de caldo de pollo deshaciéndolo bien en la masa y a continuación comenzamos a añadir la leche a poquitos sin parar de remover. Veréis como va espesando poco a poco, y la misma masa os va pidiendo que agreguéis más leche. Así hasta terminar con el litro de leche. Dejamos cocer sin parar de remover a fuego medio hasta que la masa se empiece a despegar de las paredes de la cazuela o al remover con la cuchara de madera veamos un poco del fondo de la cazuela y quede un poco de surco. Probamos y rectificamos de sal.
Retiramos del fuego y pasamos la masa a una fuente, tapamos con film transparente (que se pueda usar en caliente, yo uso uno que pone triple uso y se puede meter incluso en el microondas) para que no se cree costra y reservamos hasta que enfríe.
Una vez que la masa esté fría podemos dar forma a las croquetas. Si queremos un rebozado crujiente; Pasamos por pan rallado, huevo batido y de nuevo pan rallado.
En este punto se pueden congelar tal cual o podemos freírlas para comerlas en el momento.
Y si queremos un rebozado blandito y jugoso pasamos por pan rallado, luego por huevo y freímos. (Las de la foto están hechas así y os puedo asegurar que quedan buenísimas).
Un truco para que no se enfríen mientras se van friendo es poner el plato con de papel de cocina para que escurran el exceso de aceite sobre una cazuela con un poco de agua hirviendo a fuego bajo, o si estamos cocinando otra cosa a la vez ponerlo sobre ello. El vapor mantendrá el plato caliente y las croquetas estarán en su punto cuando las vayamos a comer.

IMG_6514

jueves, 19 de marzo de 2015

ISLAS FLOTANTES

Un postre de toda la vida, pero que mucha gente aún no conoce.
El domingo pasado no sabía que hacer de postre, y como las gallinas de mi padre están poniendo muchos huevos ultimamente, hay que darles salida. Iba a preparar natillas, pero luego las claras se iban a perder, asi que se ocurrió preparar islas flotantes, y asi aprovechar todo el huevo. Además, estaba en casa de mis padres, y allí no dispongo de mis maquinitas, ni siquiera una batidora de varillas, asi que fue hecho todo a mano y la verdad que no tardé nada. Asi que animaros a prepararlas que en la receta os doy muchos trucos para que os salgan perfectas.
Espero que os gusten.

la foto 3__

la foto 1__

Ingredientes:

1 l de leche
1 vaina de vainilla o una ramita de canela y piel de limón y naranja
8 huevos
100 gr de azúcar (para la crema inglesa)
100 gr de azúcar (para el merengue)
100 gr de azúcar (para el caramelo)
1 pizca de sal

Preparación:

Comenzamos preparando la crema inglesa. Echamos la leche en una cazuela junto con la vaina de vainilla abierta por la mitad (podemos sacar las semillas de vainilla raspando con el filo de un cuchillo el interior y añadírselas también), ponemos al fuego y cuando hierva retiramos, colamos y resevamos. Si no tenéis vainilla podéis usar canela como hice yo, con piel de naranja y de limón.
Separamos las yemas de las claras con mucho cuidado de que no caiga nada de yema en las claras, pues sino no montarían.
Batimos las yemas de huevo con el azúcar, no hace falta que blanqueen pues perderían color y nos interesa que la crema inglesa quede con buen color.
Seguidamente y fuera del fuego, vertemos un poco de leche caliente sobre las yemas mezclando rápidamente y sin parar con la ayuda de unas varillas para que no corran el peligro de cuajarse y se formen grumos. Vamos añadiendo la totalidad de la leche poco a poco y sin parar de batir.
Ponemos esta mezcla al fuego de nuevo y calentamos hasta que espese (unos 3 o 4 minutos) a fuego medio-bajo, muy importante, sin dejar que hierva y removiendo sin parar. Si tenéis termómetro, la temperatura no debe sobrepasar los 83ºC, pues si hierve se cortaría, ya que el huevo se cuaja.
La crema inglesa estará en su punto cuando al bañar una cuchara y pasar el dedo por el centro se forme un surco que tarde un poquito en cerrarse.
Colamos y reservamos en una fuente o en copas individuales.

la foto 1

El siguiente paso es montar las claras a punto de nieve junto con una pizca de sal, según se van montando vamos añadiendo el azúcar en forma de lluvia. Estarán listas cuando al levantar las varillas se formen picos bastante grandes.
Ponemos a calentar agua en una sartén amplia y cuando hierva bajamos el fuego y mantenemos el hervor sin que burbujee.

la foto 4

Cogemos cucharadas de claras y las echamos en el agua dejándolas un minuto por cada lado para que se sellen (quedan como nubes). También se pueden sellar en la leche infusionada y luego utilizarla para preparar igualmente la crema inglesa (colándola bien para que no quedasen grumitos de merengue), pero esto tendríamos que hacerlo montando las claras lo primero y luego preparar la receta en el orden según está redactada.

la foto 4_

Las sacamos con ayuda de una espumadera a una fuente con papel absorbente para que escurran el agua.

la foto 1_

la foto 5

Una vez que las tengamos las colocamos sobre la crema inglesa de forma irregular.
Cuando vayamos a servirlas preparamos el caramelo, pues si lo hacemos antes no podemos meter el postre en la nevera pues el caramelo se licúa.
Para preparar el caramelo ponemos una sartén al fuego, echamos el azúcar, y sin remover dejamos que se vaya derritiendo y cogiendo color dorado. Cuando ya esté casi todo derretido retiramos la sartén del fuego y movermos la sartén un poco para que se homogeinice.
Echamos el caramelo sobre el merengue y servimos.

Sin título-1
Related Posts with Thumbnails