jueves, 24 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD 2009

Quiero desearos unas Felices Fiestas llenas de alegría compartida con todos vuestros seres queridos.

sábado, 19 de diciembre de 2009

ROSCON DE REYES PASO A PASO

Esta receta que pertenece a Mafalda de Mundorecetas y siempre es un éxito en el foro. La preparé el año pasado y lo pude corroborar, pues queda un roscón mil veces mejor que los de compra, muy esponjoso y a la vez muy jugoso. Ella lo prepara con thermomix y yo he adaptado la receta al método tradicional para que todo el mundo pueda disfrutar de la receta. También he hecho alguna modificación como poner las frutas escarchadas en el segundo levado en vez del tercero que el roscón ya es demasiado delicado como para hacerlo.
De verdad que os animo a tod@s a prepararla, y si queréis podéis preparar el doble de masa, pues cuesta el mismo trabajo hacer un roscón que dos y se pueden congelar tanto antes de hornear como una vez horneados. Yo así lo hice y descongelándolos a temperatura ambiente quedan perfectos.


Ingredientes:

Arranque:

50 gr de harina de fuerza
1 sobre de levadura seca de panadería
100 ml de leche tibia o a temperatura ambiente

Masa (Todos los ingredientes a temperatura ambiente):

450 gr de harina de fuerza (más o menos)
100 ml de leche
2 cucharadas de agua de azahar (sólo una si gusta menos aromático)
125 gr de mantequilla y 25 gr de manteca
2 huevos y dos yemas
120 gr de azúcar
1 cucharada de miel
1 copita de ron (voluntario)
La piel de medio limón y media naranja (sólo la parte de color, se puede reducir la cantidad si gusta menos aromático)
Una cucharadita rasa de sal

Adornos:

Azúcar remojada con una gotas de agua
Almendra molida
Frutas escarchadas
1 huevo para pintar


Preparación:

Arranque:

En un bol pequeño mezclamos la harina y la levadura vamos añadiendo la leche tibia y mezclamos bien. Tapamos con papel film y dejamos reposar hasta que doble el volumen. Esta masa de arranque puede reposar cuanto tiempo se quiera, incluso toda la noche pero si hay prisa cuando veamos que haya doblado estará lista (una media hora a temperatura ambiente).

Masa:

Triturar el azúcar en un molinillo hasta que nos quede como el azúcar glasé. Añadir las pieles de limón y triturarlo todo junto o añadirlas ya ralladas.
En un bol o vaso alto ponemos la leche, la miel, el ron y el agua de azahar y lo metemos en el microondas 30 sg para que quede templado, removemos bien para que se mezclen bien los líquidos y añadimos la mantequilla y la manteca. Volvemos a meter en el microondas 1 minuto, comprobamos que la mantequilla y la manteca se han disuelto y removemos bien para mezclarlo todo. Dejamos templar un poco.
Una vez que los líquidos están templados vamos añadiendo uno a uno los huevos y las yemas mientras vamos removiendo con unas varillas para integrarlos bien. A continuación añadimos la masa de arranque y seguimos mezclando. Agregamos la harina y la cucharadita de sal, mezclamos bien y comenzamos a amasar. Si se hace a mano será necesario untarse las manos con un poco de aceite para que no se pegue la masa, pues no debe de quedar demasiado seca, pero si queda demasiado húmeda habrá que añadir más harina (depende de las condiciones de humedad en el ambiente y de la harina utilizada). En caso de duda es preferible que quede un poco blanda a que quede demasiado seca que eso tiene difícil arreglo. Si tenemos que añadir más harina hacerlo poco a poco, una cucharada cada vez. Lo mismo si tuviéramos que añadir más líquido habrá que añadirlo muy poco a poco y que esté a temperatura ambiente o ligeramente tibio (con las cantidades de la receta resulta casi imposible que pase esto pero cada harina es un mundo aparte). Con unos cinco minutos de amasado total es suficiente.

Primer levado de la masa: Dejar la masa levar una hora en el bol tapado y abrigado. En ese tiempo habrá doblado el volumen, si no es así, dejar mas tiempo. Los tiempos son tiempos mínimos no pasa nada si está mas tiempo. (Yo la dejé toda la noche en la nevera tapada con film y seguí al día siguiente con la receta. La masa en frío también leva).



Cuando ya ha levado por primera vez, sacar la masa del bol y ponerla sobre una superficie ligeramente enharinada. Amasar bien para desgasificar, golpear la masa y bolearla (hacer una bola remetiéndola por abajo). En este punto, si la masa está bien hecha será una masa blanda pero no pegajosa. Si estuviera pegajosa ayudarse en el amasado con harina pero muy poca, la imprescindible para que no se pegue a la mesa o a las manos. En este amasado es muy útil tener un rascador o una pala de acero que permite despegar la masa de la mesa sin necesidad de poner más harina ya que con el amasado la masa se liga más y se hace más manejable. Hacer una bola remetiendo la masa hacia el centro y así ya le vamos diciendo a la masa que queremos que siempre suba para arriba. Poner la bola de masa en un bol grande tapar con plástico y dejar levar a temperatura ambiente.

Segundo levado: Dejar levar la masa hasta que doble el volumen, tarda aproximadamente una hora. Los tiempos son tiempos mínimos no pasa nada si está mas tiempo.

Una vez terminado el segundo levado, preparar la bandeja del horno con papel de horno o un silpat. Sacar la masa del bol, amasarla un poco y volver a formar una bola remetiendo para arriba. Poner la bola en la bandeja del horno y dejar reposar 10 minutos para que la masa se relaje. (La temperatura ideal de la masa es de 25 º aprox. Si tenéis termómetro haced la prueba, si la masa está demasiado caliente estará pringosa y si está demasiado fría estará poco elástica).

Con la bola de masa ya relajada en la bandeja del horno metemos las manos en el centro de la bola y vamos estirando desde el centro hacia los lados para formar el roscón del tamaño de la bandeja del horno. Tenemos que ir “diciendo a la masa que queremos que suba hacia arriba y no se extienda hacia los lados así que iremos remetiendo la masa desde el centro y desde el exterior hacia dentro del roscón. Con la mano izquierda en el hueco del roscón y la derecha en la parte de fuera, vamos remetiendo hacía dentro y dando forma a la vez. Es un poco difícil de explicar. Si la masa tiende a “cerrarse” hacía el centro o a encogerse, es que no está bien relajada, dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor.


Este es el momento ideal para meter la figurita (hay que tener en cuenta que tiene que aguantar el calor del horno y siempre es mejor envolverla en un trozo de papel de aluminio). Si se va a rellenar de nata el roscón posteriormente no hace falta poner la figurita en este momento, se pone entre la nata.

Una vez formado el roscón, pintamos con huevo batido y adornamos al gusto con frutas (yo las hidrato un poco en agua templada durante una noche), almendras y azúcar remojado en agua. Tapamos con un film o plástico engrasado para que leve por tercera vez.



Tercer levado: Tardará en doblar una hora mas o menos.

Antes de que termine el tercer levado, precalentar el horno a 200º (arriba y abajo y aire). Poner en la base del horno un recipiente pequeño apto para horno lleno de agua (una cazuelita de barro va muy bien).

Una vez terminado el tercer levado, volver a pintar con huevo batido (delicadamente para que no se baje).

Poner en el horno, en la segunda ranura empezando por abajo, e inmediatamente bajar la temperatura a 180º.

*En la foto está recién metido en el horno:


*En esta foto ha vuelto a hincharse un poco más con la temperatura del horno:


En 30 minutos estará hecho. Vigilad porque los hornos son diferentes y si véis que se tuesta demasiado tapar con papel de aluminio o bajad un poco la temperatura del horno.


Una vez que está horneado sacar y dejar enfriar sobre una rejilla para que no se humedezca.


Si se quiere rellenar se corta por la mitad una vez frío y con la ayuda de una espátula o pala para tartas se separa la parte de arriba de la de abajo, se monta la nata y con una manga pastelera se rellena el roscón y se vuelve a poner la tapa.

Os recomiendo la nata del Lidl para montar, tiene un 35% de materia grasa y montada a mano sube que es una maravilla. Con esta no he tenido necesidad de utilizar estabilizantes de ningún tipo porque aguanta montada mucho más tiempo. Eso sí, bien fría (yo la tenía en la nevera a 4ºC) y el recipiente donde la monté era de acero y también lo tenía en la nevera para que se mantuviera bien frío. Además si ponemos otro recipiente con cubitos de hielo debajo mientras la vamos montando mucho mejor.


Con la nata y listo para disfrutar:



Y el corte, fijaros que cantidad de alveolos, eso le da esponjosidad:


viernes, 18 de diciembre de 2009

PASTELITOS COCOZANAHORIA

Estos pastelitos los descubrí en el blog de Rosa, "Bocados dulces y salados" y estaba deseando probarlos. Pensé que en casa no haría mucha gracia esta combinación de sabores, pero me equivoqué. A todo el mundo le encantaron, y me piden que los repita, asi que tendré que darles el gusto y prepararlos de nuevo. Para la Navidad son dulces que encajan muy bien por la mezcla con coco rallado, y con el baño de chocolate no habrá quien se resista a probarlos.



Ingredientes:

2 tazas de azúcar
1/2 taza de aceite de girasol
3 huevos
2 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de canela
1 taza de zanahoria rallada
1 taza de coco rallado
2 tazas de harina
1 pizca de sal
Chocolate de cobertura

Preparación:

Separar las claras y las yemas. Batir las claras a punto de nieve y reservar.
Mezclar el azúcar con las yemas hasta que quede una mezcla homogénea.
Juntar las claras y las yemas con cuidado (para que no se bajen las claras).
Añadir poco a poco la harina tamizada, la levadura y la sal.
Añadir el aceite, las zanahorias y el coco. Mezclar.
Introducir en el horno (precalentado a 160º) durante 30 min. aproximádamente.
Cuando se enfríe, partir el pastel en cuadrados pequeños. Deshacer el chocolate de cobertura y bañar cada pastelito en él.
Yo los decoré con coco rallado.

jueves, 17 de diciembre de 2009

COLCANNON IRLANDES

Llevaba unos días pensando que receta preparar con un bonito repollo que me había regalado mi padre de su huerta. Un día ojeando el blog de Adi, "Pan y varios", me encontré con esta receta y me llamó tanto la atención que al día siguiente mismo la preparé. El resultado fue que nos encantó, es una manera diferente de comer el repollo siendo un plato muy completo. Os animo a que lo probéis porque tanto a niños como a mayores les gustará.



Ingredientes:

1 Kg de patatas
2 lonchas de bacon (si son muy finas poner 4)
1/2 col rizada o repollo blanco o verde
1 cebolla grande
150-200 ml de leche
Sal y pimienta al gusto
50 grs de mantequilla o aceite de oliva

Preparación:

Pelar las patatas y partirlas por la mitad o en tres y poner a cocer en una olla con agua. Cuando estén cocidas apartarlas del fuego pero dejar dentro del agua para que no se enfríen.
Mientras, vamos preparando el resto del plato. Para ello picamos el bacon en tiras pequeñas y lo freímos en una sartén grande hasta que haya soltado toda la grasa. Seguidamente sacar el bacon reservando la grasa en la sartén, donde saltearemos la cebolla cortada en aros finos junto con el repollo picado en juliana a fuego lento-medio removiendo de vez en cuando hasta que quede blando y translúcido (con la sartén tapada se cocina perfecto sin quemarse).

El repollo y la cebolla recién cortados:



Ya salteados y listos para mezlcar con las patatas:



Una vez que tengamos el repollo listo escurrimos las patatas y las machacamos con un aplastapatatas o un tenedor, las mezclamos con la leche y las sazonamos con sal y pimienta.
Añadir después el bacon reservado a la mezcla de repollo y cebolla y mezclar con las patatas machacadas. Servir en una fuente haciendo un hueco en el centro y colocando un trocito de mantequilla que se derretirá con el calor del plato.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

HOJALDRINAS

Este es otro de los dulces navideños por excelencia y que no puede faltar en toda mesa que se precie. Es una receta muy famosa entre blogs y foros de cocina, Reme de "Al sur del sur" es quien me la dió a conocer y desde entonces es la que preparo porque quedan perfectas. Espero que os gusten.



Ingredientes:


600 gr de harina
400 gr de mantequilla
50 gr de vino blanco
50 gr de zumo de naranja
Ralladura de la piel de 3 naranjas
1 pizca de sal
Azúcar glass para espolvorear

Preparación:

Echar en el bol de la amasadora o en la mesa de trabajo si se amasa a mano la harina. Hacer un hueco en el centro y poner la mantequilla bien fría cortada en láminas, la sal y el vino blanco. Seguidamente rallar la piel de las naranjas sin llegar a la parte blanca, añadir y exprimir el zumo y verterlo también en el hueco de la harina.
Amasar 1 o 2 minutos hasta conseguir una masa compacta y uniforme.
Envolver la masa en film de plástico y reservar en la nevera por espacio de 1 hora.
Una vez que haya pasado el tiempo espolvorear la mesa de trabajo con harina y estirar la masa con ayuda de un rodillo.
Plegar la masa en tres y girarla 90ºC en el sentido de las agujas del reloj.
Volver a estirar hasta dejarla de 1 cm de grosor y con un cuchillo bien afilado cortar rectángulos de masa con cuidado de no aplastar los bordes para que en el horneado suban bien.
Precalentar el horno a 220ºC con calor arriba y abajo y meter la bandeja en la segunda ranura. Bajar la temperatura a 170ºC y cocer durante 50 minutos.
Para saber si están bien secas por dentro partir una por la mitad.
Recién salidas del horno se espolvorean con azúcar glass y una vez frías se vuelven a rebozar en más azúcar glass para que queden bien cubiertas por todos los lados.

CHIPIRONES ABRIR Y LISTO DE ISABEL

De nuevo he tenido la suerte de ser seleccionada por Bloguzz para probar los productos de la marca Isabel.
Esta vez han sido los chipirones en su tinta y chipirones encebollados "Abrir y listo". Son ideales para esos días que llegamos tarde del trabajo o no tenemos muchas ganas para preparar la comida o la cena. Un complemento ideal a otro plato o en la cena con una ensalada un sobre por persona es una ración perfecta.
Además, es un producto ideal para la gente a la que no nos gusta la comida precocinada. Su sabor es totalmente natural y prescinden totalmente de conservantes, colorantes e incluso gluten y lactosa, lo que los hace accesibles a todo tipo de comensales.

En 1 minuto o 2 podemos pasar de tener esto...



A esto...



O esto...



Tienen buena pinta, verdad?

martes, 15 de diciembre de 2009

POLVORONES DE CANELA

Otro dulce tan típico en estas fechas. Siempre que preparo esta receta no quedan ni las migas. Y este año no va a ser menos...



Ingredientes:


250 gr de manteca de cerdo
250 gr de azúcar glass
120 gr de almendras marconas tostadas en el horno y trituradas
10 gr de canela
500 gr de harina
Semillas de sésamo o ajonjolí

Preparación:

Empezamos tostando la harina en el horno, a 150ºC unos 30 minutos y extendiéndola bien en la bandeja y removiéndola de vez en cuando. Cuando tome un color ligeramente tostado la sacamos y la dejamos enfriar.
Mientras, trituramos las almendras.
Mezclamos el resto de ingredientes con las almendras y la harina y amasamos hasta conseguir una masa homogénea.
Se estira la masa entre dos papeles de horno hasta dejarla de algo más de 1 cm de grosor y se corta con un cortapastas. Se espolvorean con un poquito de sésamo si se desea.
Se hornean a 200ºC en horno precalentado durante 10 o 15 minutos. Siempre vigilando que no se quemen.
Una vez fríos se espolvorean con azúcar glass y se envuelven en papel de seda.

viernes, 11 de diciembre de 2009

TRUFAS DE CHOCOLATE

Empezando con las recetas navideñas os traigo unas trufas que preparé el año pasado. Las saqué del blog "Recetario de Mari". Son una delicia, suaves y esponjosas. Se deshacen solas en la boca.



Ingredientes:

200 gr de chocolate
300 gr de nata
1/2 copita de licor (coñac, brandy...)

Preparación:

Poner en un recipiente al baño María el chocolate y el licor y derretir hasta que la mezcla sea homogénea. Hacerlo a fuego muy bajo para que el chocolate no se queme.
Mientras, en otro recipiente hervir la nata. Cuando ha hervido se añade al chocolate pero en tres veces, mezclando e integrando bien antes de añadir el resto.
Se deja enfriar la mezcla y se lleva a la nevera por una noche o hasta que haya cuajado y se puedan formar bolitas.
Se forman bolitas y se rebozan con cacao, virutas de colores o de chocolate.

sábado, 5 de diciembre de 2009

TARTA DE CASTAÑAS

Según vi esta tarta en el blog de María José, "Pasen y degusten", supe que me iba a gustar, y eso que a mi nunca me habían hecho gracia las tartas de castañas, me resultaban siempre muy fuertes. Esta es todo lo contrario, un sabor suave al principio y un regustillo a castaña al final, una auténtica delicia.
Como me gustó tanto he congelado castañas ya cocidas y peladas para poder prepararla fuera de temporada.



Ingredientes:
500 gr de castañas
200 gr de azúcar
3 huevos
200 gr de nata
Azúcar glasé y cacao para espolvorear



Preparación:

Pelamos las castañas (solo la piel más gruesa) y las cocemos durante una media hora.
Una vez cocidas las dejamos templar y las quitamos la piel marrón que las cubre (si se hace estando las castañas templadas se quita mucho mejor que estando frías).
La semana pasada Su publicó una entrada muy interesante que nos puede venir fenomenal para pelar las castañas.Precalentamos el horno a 180ºC.
Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve y las reservamos.
Ponemos las castañas cocidas y limpias en el vaso de la batidora junto con la mitad de la nata y hacemos una especie de puré.
Añadimos al puré la otra mitad de la nata, las yemas y el azúcar y seguimos triturando hasta conseguir una masa fina.
Incorporamos las claras montadas con movimientos envolventes.
Engrasamos y enharinamos el molde. Volcamos la masa en él y horneamos unos 20 minutos, hasta que la tarta esté dorada. Se pincha con un palillo y si sale limpio es que está lista.
Sacamos del horno, dejamos enfriar y espolvoreamos con cacao y azúcar glasé.

viernes, 4 de diciembre de 2009

PAPAS ARRUGADAS CON MOJO ROJO Y MOJO VERDE


Esta es una de las recetas típicas Canarias que me enseñó a preparar Vanesa cuando a comienzos de año nos hizo una visita.





Ingredientes (para 4 personas):

1 kg de papas
250 gr de sal gruesa
Agua
Mojo rojo
Mojo verde o mojo de cilantro

Preparación:

Lavar bien las papas y ponerlas en una cazuela baja.
Cubrirlas con agua y ponerles sal (la cantidad de sal es hasta la cuarta parte del peso de las papas).
Se llevan al fuego y se dejan hervir lentamente durante veinte o treinta minutos. Para saber si ya están cocidas se pueden pinchar con un tenedor o un palo de brocheta.
Una vez cocidas se escurre el agua y se lleva otra vez al fuego, removiendo para que no se quemen, para que terminen de arrugarse (esto sucederá cuando todo el agua se haya evaporado y queden solo cubiertas por la sal seca, como en la foto).

Se pueden acompañar con mojo picón, mojo verde o rojo, con carnes y pescados.

* Si los mojos no se van a consumir en el día se pueden poner en botes de cristal bien limpios y en la nevera se conservan por espacio de un mes.

jueves, 3 de diciembre de 2009

MOJO VERDE O MOJO DE CILANTRO CANARIO



Ingredientes para el mojo verde o mojo de cilantro:

1 manojo de cilantro
8 dientes de ajo
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de comino
1/2 cucharadita de pimienta blanca
2 vasos de aceite (500 ml.)
1/4 vaso de vinagre (65 ml.)

Preparación:

Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta que todo esté triturado y ligado.

Si queda muy espeso se puede diluir con un poco más de aceite o con un poco de agua.
Este mojo se emplea para acompañar pescados en salazón, pescados frescos y para los guisos de papas, costillas y piñas, entre otros platos.

*Si no se va a consumir en el día se puede conservar en la nevera por espacio de un mes en un bote de cristal cerrado.

Fuente: Mari

miércoles, 2 de diciembre de 2009

MOJO ROJO CANARIO



Ingredientes:

2 pimientos rojos
1 pimienta roja (opcional)
300 ml de aceite
100 ml de vinagre
5 dientes de ajo
1/2 cucharadita de comino molido
2 cucharaditas de sal

Preparación:

Limpiar los pimientos y los ajos y ponerlos en el vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes. Batir hasta que todo esté triturado y ligado.
El mojo rojo se suele utilizar para acompañar carnes asadas o papas arrugadas.

*Si no se va a consumir en el día se puede conservar en la nevera por espacio de un mes en un bote de cristal cerrado.

Fuente: Mari

martes, 1 de diciembre de 2009

RISOTTO DE ALCACHOFAS DE JAMIE OLIVER PASO A PASO

Esta receta es un risotto bianco básico, pero con láminas de alcachofa añadidas, que le dan un sabor delicioso.





Ingredientes (6 personas):

1,1 litros de caldo (de pollo o de verduras)
6 alcachofas pequeñas
1 cebolla grande pelada y muy picada
2 dientes de ajo pelados y muy picados
1/2 cabeza de apio pelado y muy picado
400 gr de arroz para risotto (arborio)
2 copas de vermú blanco seco o vino blanco seco
La ralladura y el zumo de 1 limón
Sal
Pimienta negra recién molida
Un puñadito de hojas de menta fresca
Aceite de oliva
Un trozo de mantequilla para el sofrito
70 gr de mantequilla para el final
115 gr de queso parmesano recién rallado



Preparación:

Pela las alcachofas hasta llegar a las hojas claras, luego córtalas por la mitad y elimina las barbas con una cucharilla. Pon las alcachofas en remojo con agua y la mitad del zumo de limón, y cúbrelas con una tapa pesada o con un plato resistente al calor para mantenerlas sumergidas y evitar que se decoloren. Ponlas a cocer.



Calienta el caldo. En otra cazuela, echa el aceite de oliva y la mantequilla, añade la cebolla, el ajo y el apio y saltéalos lentamente unos 15 minutos sin dejar que se doren, y obtendrás un sofrito.



Cuando las verduras se hayan ablandado, añade el arroz y sube el fuego.



El arroz se freirá, así que no dejes de removerlo. Al cabo de un minuto, quedará ligeramente translúcido.



Añade el vermú o el vino y sigue removiendo; emitirá un olor estupendo. Los sabores agresivos del alcohol se evaporarán y el arroz conservará una esencia muy sabrosa.



Una vez se haya reducido el vermú o el vino, añade el primer cucharón de caldo caliente y un buen pellizco de sal. Baja el fuego al mínimo para que el arroz no se cueza demasiado rápido por fuera. No te olvides de comprobar el punto de sal y pimienta.



Deja parte de las alcachofas cocidas para la decoración. Corta las mitades de alcachofa restantes en láminas e incorpóralas al risotto.



Sigue añadiendo cucharones de caldo y removiendo el arroz para que extraiga el almidón, procurando que absorba cada cazo de caldo antes de echar el siguiente. Tardará unos 15 minutos. Pruébalo para ver si está cocido. Si no, sigue añadiendo caldo hasta que el arroz quede blando pero no pastoso. Si se termina el caldo antes de que el arroz acabe de cocerse, añade un poco de agua hirviendo.



Apártalo del fuego y añade la mantequilla, el parmesano y el resto del zumo de limón. Corrige de sal y pimienta. Remueve bien. Tapa la cazuela y deja reposar dos minutos. Esa es la operación más importante para hacer un risotto perfecto, y es cuando acaba de quedar cremoso y jugoso. Cómetelo lo antes posible, para que conserve su estupenda textura.



Retira las alcachofas cocidas del caldo y alíñalas con la mayor parte de la ralladura de limón, las hojas de menta y un chorro de aceite de oliva. Reparte el risotto en seis platos y coloca las alcachofas aliñadas por encima. Echa el resto de aliño del cuenco por encima y sirve el risotto decorado con más parmesano rallado y el resto de la ralladura de limón.

Related Posts with Thumbnails