viernes, 31 de julio de 2009

SALMÓN A LA BRASA DE JAMIE OLIVER



Ingredientes (para 4 personas):

1 lomo de salmón grande o 4 rodajas
Ramitas de hinojo fresco
Aceite de oliva
Sal gorda



Para el tzatziki:

2 pepinos no muy grandes
1 yogur griego
1/2 limón
Guindilla fresca (opcional)
Aceite de oliva
Sal



Preparación:

Si utilizamos un lomo grande de salmón le hacemos unos cortes poco profundos por el lado de la piel y lo sazonamos con sal, pimienta y un poco de ralladura de limón (al más puro estilo J.O.). Yo utilicé una raja porque lo preparé para mi aprovechando que ese día cenaba sola (de esta forma lo pruebo por si acaso la mezcla de sabores no agrada en casa).
Si conseguimos hinojo fresco (aqui se encuentra fácilmente en verano a las orillas de caminos o carreteras al sol) separamos el tallo de las ramitas (yo ese día no tenía asi que utilicé perejil fresco que también le va muy bien). Picamos un buen puñado de hinojo muy finito (de esta forma le sacamos todo su sabor y aroma). Untamos el lomo de salmón con el hinojo picado en abundancia y lo introducimos por los cortes que habíamos hecho anteriormente apretando bien el hinojo contra el salmón para que se quede pegado y los dos sabores se unan al cocinar el pescado.
Echar un poco de aceite de oliva en la tabla y sobre el salmón, un poco de sal gorda sobre la tabla y ponemos el salmón con la parte de la piel sobre la tabla, de manera que se impregne de sal y aceite de oliva. Lo ponemos en la parrilla con la parte de la piel hacia abajo, que será la que más tengamos que hacer.
Mientras, vamos preparando el tzatziki. Pelamos los pepinos dejando unas tiritas de piel (de esta forma no repiten). Los cortamos en bastones y luego en taquitos, picamos unas pocas de flores de tomillo y orégano y las juntamos con el pepino (lo normal es utilizar menta o perejil y yo como no disponía de las hierbas que utilizó J.O. utilicé perejil).
Llegados a este punto el salmón ya estará lo suficientemente hecho por el lado de la piel, asi que le damos la vuelta con cuidado y lo seguimos cocinando por el otro lado.
Ponemos el pepino en un bol, le añadimos el zumo de medio limón, un poco de aceite de oliva, el yogur y mezclamos. Jamie también le añade un poco de guindilla como toque personal. Reservamos.
En el tiempo en que hemos tardado en preparar el tzatziki el salmón ya estará hecho. Lo deslizamos a una tabla o una fuente y separamos la piel del pescado. La ponemos sobre la parrilla de modo que la parte pegajosa de la piel quede hacia abajo y también se haga, con lo que conseguiremos unos "chicharrones" de salmón.
La carne del salmón la rompemos de modo que quede una presentación rústica. Sacamos la piel del salmón de la parrilla una vez que esté dorada por el otro lado y la dejamos enfriar un poco para que quede crujiente.
Emplatamos el salmón con el tzatziki por encima, unos trocitos de pepino por encima sin aliñar para que se vea lo que se está comiendo, un poquito de guindilla troceada para que se vea lo que lleva, algunas florecillas de tomillo u orégano y partimos unas ramitas de hinojo dejándolas caer, lo que le dará una presentación fabulosa.
Por último partimos la piel en trozos y la repartimos por el plato dándole un toque crujiente.



*Yo lo presente de forma diferente ya que al no haber utilizado lomo de salmón la piel se hizo sin ningún problema aunque en próximas ocasiones probaré con el hinojo y la piel cocinada como Jamie Oliver.

lunes, 27 de julio de 2009

MEJILLONES A LA VINAGRETA



Ingredientes (para 4 personas):

Para los mejillones:

1/2 vasito de vino blanco
1 kg de mejillones
1 hoja de laurel

Para la vinagreta:

1 tomate pequeño
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1 diente de ajo
1 huevo duro
1/2 cebolleta
Perejil
Aceite de oliva
Vinagre
Sal

Preparación:

Limpiar los mejillones y quitarles las barbas.
Ponerlos a cocer con el vino blanco y añadirles otro medio vasito de agua y el laurel. Los tapamos y cuando estén abiertos los separamos del fuego y con cuidado de no quemarnos vamos separando las conchas vacías de las conchas a las que está agarrado el mejillón.
Para preparar la vinagreta picar las verduras y el huevo en trocitos muy pequeños y aliñarlo con una buena cantidad de aceite de oliva, la tercera parte de vinagre y una pizca de sal.
Disponemos un poco de vinagreta con una cuchara sobre cada mejillón y servimos.

jueves, 23 de julio de 2009

LINGUINE ALLA CARBONARA DI SALSICCIA, DE JAMIE OLIVER

¿A quién no le gustan unos huevos con salchichas? ¿y la pasta? Si unimos las dos cosas conseguimos este maravilloso plato, delicioso y completo. Una receta más del magnífico chef inglés Jamie Oliver. Animaros a probarla, ¡os encantará!



Ingredientes (para 4 personas):

5 salchicas frescas
Aceite de oliva
4 lonchas gruesas de panceta picadas
sal marina y pimienta negra recién molida
455 gr de linguine secas (o tallarines)
4 yemas de huevos grandes, preferiblemente ecológicos
100 ml de nata líquida
100 gr de queso parmesano recién rallado
La piel de 1 limón
Una ramita de perejil fresco de hoja lisa picada



Preparación:

Con un cuchillo afilado, corta la piel de las salchichas a lo largo y saca toda la carne. Con las manos humedecidas, haz pequeñas albóndigas del tamaño de unas canicas grandes y resérvalas.

Calienta una sartén grande y échale un buen chorro de aceite de oliva. Saltea con cuidado las albóndigas hasta que estén doradas por todas partes, añade la panceta y sigue friendo un poco más, hasta que la panceta quede dorada. Mientras tanto, pon a hervir agua con sal en una cazuela, echa las linguine y cuécelas siguiendo las instrucciones del paquete.

En un cuenco grande, bate las yemas de huevo, la nata, la mitad del parmesano, la ralladura de limón y el perejil; cuando la pasta esté cocida, escúrrela con un colador, y reserva un poco del agua de la cocción, mézclala inmediatamente con las yemas batidas y échalo todo de nuevo en la cazuela de pasta. Incorpora las albóndigas calientes y mezcla bien. El huevo se cocerá suavemente con el calor de las linguine, lo justo para espesar, pero sin llegar a cuajarse. La salsa debe quedar suave y sedosa. Si la pasta se te queda algo pegajosa, añade unas cucharadas del agua de la cocción reservada para suavizarla. Echa el resto del parmesano por encima, corrige de sal y pimienta, en caso necesario; añade un chorrito de aceite de oliva extra virgen y sirve los platos. ¡A comer inmediatamente!
Related Posts with Thumbnails